Héctor A. Gil Müller

Bienvenido a este espacio de reflexión, donde lo único que se pretende es que veamos las mismas realidades pero con diferentes ojos.

domingo, 16 de agosto de 2009

Como un dia la vida

Como un dia la vida.
Hector A. Gil Müller

Al brillo de los primeros rayos de un dia (vida) el sol no conoce limites para su actuar, cada sueño es realizable, la confianza de llegar y caminos iniciar. Un mundo nuevo. El viento abraza, como las bendiciones de la vida. Las aves cantan alabando con mayor contento imposible percibir. Los ojos se abren y los planes se gestan.
Comienza el dia (vida).A la mitad del dia (camino), con la vision clara de lo que eso el sol enseñoreado conoce todo lo que sus rayos le permite penetrar, se sabe que hay y qué no se posee, la visión invita al anhelar. El calor de la fortaleza fisica nos hace avanzar, los deleites del paladar son para disfrutar. Hemos llegado a buena instancia.
La mitad del dia (vida).En el ocaso del dia (final), los anhelos ya tocan tierra, dejan de serlo, se realizan o se desechan. Asi como la mañana de la noche se ha separado ya, los rayos que otrora en pareja aluzaban hoy alejados se sienten. Los que duermen antes solitarios dejan a los vigias aun. Alegria, romance, trabajo y fuerza descansan.
Las flores callan, los vientos se agitan, La obscuridad de la noche se acerca, no mas sol. Dios da el descanso, la paz y la bendicion del recuerdo de todo un dia (vida) lleno de luz y movimiento. y en el recuerdo la experiencia se delega para que en otro aprendamos de lo ya hecho.
Y ahí, temida noche (final), donde la luz de la razón se opaca, donde el calor del movimiento se enfria, donde la soledad del descanso hiere, basta con llegar confiada noche y en un valle tranquilo charlar y a Dios escuchar, donde El ha puesto montañas de fortaleza, arboles de sabiduria, vientos de tranquilidad, lagos de paciencia, flores de experiencia, lirios de belleza.
Y a lo lejos saldrá el sol, con otro rayo, con otra luz y en otra mañana que extasiado nos recordará cada promesa, y la esperanza se vestirá de luz, y el consuelo de cálido viento, el agua refrescará y bendición la obscuridad del descanso.Por cada tristeza hay oración y siempre culmina con un himno de gozo. Dios es Rey inmenso. Nos ama y con su amor nos gobierna y en su Sabiduria nos enseña y asi se enseñorea. En nuestra debilidad se fortalece, Es el paso del cansado, el ánimo del desolado, el logro de defraudado y el compañero del exhiliado.
El es el talento del tenaz y la mira del convertido. Nuestro dia y nuestra noche.Que tenga una feliz semana con noches y dias hermosos, como siempre lo son!

Etiquetas:

1 comentarios:

A las 4 de noviembre de 2010, 7:37 , Anonymous Betina ha dicho...

Hermoso!!!

 

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal