Héctor A. Gil Müller

Bienvenido a este espacio de reflexión, donde lo único que se pretende es que veamos las mismas realidades pero con diferentes ojos.

lunes, 10 de agosto de 2009

Excelencia


Vivimos tiempos difíciles, tiempos que nos tientan con hacernos sentir inferiores. Pero son siempre estos tiempos, quienes demandan de nosotros lo mejor, es en lo incierto donde la calidad se valora, la excelencia se demanda y la fortaleza se atesora, donde hombres y mujeres hacen cosas extraordinarias, acciones que nos adelantan.

La excelencia es la reunión de la capacidad y la vocación, es la posibilidad de influencia sobre nuestra era y lugar, es el llamado a cumplir nuestro encargo. Es ese viento fresco que libera nuestra esencia, es la idea que persiste, el sueño que se alcanza y el ánimo que nos empuja, la excelencia no debe ser solo un concepto sino una pasión que nos permita volar sobre alturas de nuestro tiempo.

¿Qué es lo que nos hace ser mejores?; pregunta difícil, pero si recordamos que es la excelencia el compromiso de nuestras fuerzas, se perfilan ante nosotros posibilidades infinitas.
Recordemos que en el más voraz de los fuegos se templa el mejor acero, ante el más feroz enemigo se generan los más fuertes héroes, cuando la tormenta arrecia la roca muestra su fortaleza, situaciones críticas vendrán pero en esos momentos debemos afilar nuestro valor y juntos construir la generación de la excelencia.

0 comentarios:

Publicar un comentario

Suscribirse a Enviar comentarios [Atom]

<< Página principal